Balnearios o Spa

Los balnearios y spa son lugares que hacen del agua un tratamiento. Herederos de las termas romanas o el hamann árabe, sus aplicaciones y beneficios, utilizados a lo largo de siglos son muchas: afecciones respiratorias y dermatológicas, del aparato locomotor o simplemente combatir el estrés y relajar la mente y el cuerpo.

Cada vez son más los lugares que ofrecen tratamientos y sesiones basados en el agua, con diferentes técnicas y procedimientos. Y aunque los beneficios para la salud que reportan son conocidos desde antiguo, también son muchas las personas que acuden a ellos simplemente para disfrutar de su tiempo de ocio, ponerse en forma o relajarse durante algunos días.

Los spa (salus per aquam) y balnearios de nuestro país ofrecen unas instalaciones cada vez más modernas y completas -hoteles de lujo, tiendas, salas de fiesta, cafeterías, gimnasios-, y cuentan con personal cualificado. A la vez completan su oferta con otros tratamientos complementarios en su mayor parte de embellecimiento: dietas, masajes, ejercicio físico, saunas, terapias anticelulíticas, tratamientos faciales, electroterapia o cabinas de envolvimientos.
No obstante, el objetivo principal de la aplicación de las aguas termales es la prevención y mejora de determinadas patologías, principalmente las que afectan al aparato respiratorio, al locomotor o a la piel.

Comments are closed.